Fundación AULA_SMART® | Competencias basicas o claves pero tambien personales 1244
Blog
Sin categoría
Educación

¡Competencias básicas o claves, pero también personales!

Maricielo Valenzuela Lazo

Coordinadora de formación en Aula Smart

Como docentes, está entre nuestras funciones desarrollar las competencias claves (LOMCE) o básicas (LOE). Las competencias, como ya sabemos, son capacidades para aplicar de forma integrada los contenidos propios de cada enseñanza y etapa educativa, con el fin de lograr la realización adecuada de actividades la resolución eficaz de problemas complejos. Aunque, en conjunto se intenta formar a las personas de forma integrada, se echa en falta una competencia específica dedicada a la formación personal.

¿Quién nos prepara para ser personas? ¿Es competencia de los padres? ¿De los profesores? ¿Se contempla en el currículo? Pienso que la competencia es la capacidad para aplicar los conocimientos a las situaciones que surgen en la vida diario, pero ¡OJO! Para eso debemos estar preparados.

No es raro encontrar en nuestro día a día a madres preocupadas por las tareas qué tienen que hacer sus hijos para el siguiente día, porque el chiquillo ha olvidado anotarlos. De hecho, leí hace algún tiempo un artículo de una madre que decía que se negaba a ser la agenda de su hija. ¡¡Y me parece bien!! No tenemos que serlo, ellos tienen el deber y el derecho de estudiar y eso implica gestionar sus propias tareas y prestar atención en sus obligaciones. En el mismo lote incluimos preparar la mochila, que aún hay madres que se las prepara a sus hijos. ¿Dónde queda la autonomía?

Por “pequeñeces” como éstas hacemos que los niños pasen toda su infancia sin obligaciones y con la mínima exigencia de que solo estudien. Conforme van creciendo y llegan a la adolescencia o la edad adulta comienzan las obligaciones, y con ellas las frustraciones. Sienten que tienen que cumplir con cosas que nunca han hecho, por el simple hecho de que siempre se les ha evitado de tomar decisiones, de compartir tareas, de ayudar, etc. Lo único que se les pedía eran resultados, resultados académicos, los cuales si eran buenos también estaban premiados. ¡Qué chollo! Lo único que tienen que hacer y además con regalito.

La vida real es muy diferente, por ello es necesario formar a nuestros alumnos, sí, pero también educarlos. Si desde pequeños no les encomendamos tareas sencillas como la organización, cuando crezcan no van a saber ni organizar sus propias ideas. Existen muchas situaciones en la que tener un buen dominio de la competencia matemática o tecnológica no nos va a sacar de apuros, porque necesitamos tener una serie de valores personales que dichas competencias no contemplan. Es cierto que está la competencia social y cívica que está relacionada con la habilidad para interactuar con el ámbito público, pero eso es muy genérico, se necesita una competencia más específica centrada en el ámbito personal, que espero que entre profesores y familia se cubran.