Fundación AULA_SMART® | Hacia donde vamos 1305
Blog
Educación

¿Hacia dónde vamos...?

En los últimos tiempos es frecuente encontrar noticias sobre educación en todos los medios de comunicación. No son pocas las voces que luchan por el cambio, que cuestionan el sistema educativo o que simplemente tienen la necesidad de exponer sus ideas. Todas ellas coinciden en un punto común: defender su percepción de la educación. Esto es totalmente necesario, pues en una tarea tan ardua como es la de enseñar, no existe un protocolo a seguir que nos indique cómo es la mejor forma de hacer las cosas. Por ello, aunque la mayoría defienda una misma idea, si tú como profesor consideras que eso no le viene bien a tus alumnos no tienes por qué hacerlo. Nadie mejor que tú conoce a esos alumnos y sabes lo que es mejor para ellos. Para esto, es muy importante escucharlos.

Los alumnos tienen que pasar muchas horas en la escuela, de forma obligada, para inculcarles ese deseo de ir al colegio lo mejor es que se sientan a gusto. Imaginemos que en nuestro trabajo, ya sea maestro en un colegio, trabajemos en una oficina o supermercado, no nos sentimos bien, nos imponen cosas constantemente, nos regañan por nuestro trabajo, nos coartan con normas a veces sin sentido, el clima de trabajo es nefasto… seguramente acabaremos cansados de ese trabajo y decidiremos buscar otro. ¿Pero qué hacen los niños en este sentido? Ellos no pueden elegir no ir al colegio, es una obligación, entonces irán, pero ¿Con qué ánimo? ¿Con qué ilusión? Es ahí donde los profesores debemos actuar para despertar su curiosidad, motivarlos y fomentar el interés. A veces creemos saberlo todo sobre ellos, pero con una simple pregunta podemos llegar a averiguar cuáles son sus intereses y trabajar en ello para hacer de la escuela una continuación de ambiente familiar, libros niñopues de una u otra forma, es un espacio donde conviven con compañeros y profesores, llegando a formar entre todos una gran comunidad.

Todos estos aspectos influyen en la educación, pero también en nuestras vidas, no perdamos la esencia de lo que queremos ser, pero sobre todo, de lo que queremos que sean nuestros alumnos, pues por nuestras manos pasan las personas que formarán la sociedad del futuro. Debemos tener en cuenta que no solo serán psicólogos, fontaneros, arquitectos, artistas, médicos… serán personas, personas con valores, que habrán aprendido en la escuela porque sus maestros se los han enseñado, porque nosotros

se los hemos enseñado. No olvidemos que igual de importante es tener las capacidades para aprender y estudiar, como las de desenvolverse en el día a día, convivir en armonía con los demás, respetar y ayudar, cuidar el medio ambiente… Por muchas cosas que cambiemos de la educación, hay otras que deben perdurar.

"El maestro que intenta enseñar sin inspirar en el alumno el deseo de aprender está tratando de forjar un hierro frío". Horace Mann.

 

Maricielo Valenzuela Lazo

Coordinadora de Formación