Fundación AULA_SMART® | La vuelta al cole 1218
Blog
Educación

¡La vuelta al cole!

 

Maricielo Valenzuela Lazo

Coordinadora de formación en Aula Smart

¡Buenos días! El equipo de Aula Smart ya “ha vuelto al cole” con energías renovadas y muchas ganas de compartir ideas con vosotros.

Como ya sabéis lvuelta al colea vuelta al colegio está a la vuelta de la esquina para los más pequeños, y aunque algunos se dejan llevar por esas ganas imperantes de empezar, pero la realidad es que suele ser un proceso costoso. Los más pequeños también sufren la denominada “depresión postvacacional”. Esto se traduce en una fase transitoria que suele durar aproximadamente una semana, en la que los más pequeños pueden presentar cansancio, estrés, ansiedad, irritabilidad y falta de atención. Uno de los aspectos más costosos de este periodo son los madrugones, ya que los ritmos de vigilia y sueño necesitan un periodo de ajuste a las nuevas rutinas. Por ello, los expertos aconsejan adelantar este proceso al menos una semana al inicio de las clases, adaptando los ritmos al nuevo horario.

Existen una serie de actuaciones que podemos seguir para que el proceso de cambio sea más llevadero:

  1. Adaptación: Adaptarse progresivamente al horario escolar al menos una semana antes de que se inicien las clases.
  2. Horarios: Fijar la hora de irse a la cama y levantarse, porque de esta forma se evitará que la noche antes de clase se queden hasta tarde viendo la tele y por la mañana estén cansados. Les costará dejar los “vicios” del verano como ver la tele hasta tarde o jugar a los videojuegos, pero es importante elaborar un horario donde el tiempo se distribuya de la mejor forma posible.
  3. Hábitos saludables: Inculcar durante las vacaciones y los días previos a la vuelta al cole un hábito saludable como es el desayuno. Mucho mejor si se desayuna en familia y se dispone del tiempo suficiente para dialogar y comentar lo que se hará durante el día. El desayuno mejora el rendimiento físico y mental.
  4. Material escolar: Preparar el material escolar, la ropa, la mochila, etc. Es importante que acompañemos a los niños en los preparativos previos, pues sentirán que compartimos su ilusión por comenzar un nuevo curso escolar. Una buena técnica es hacer una lista conjunta con todo lo que se necesita, de esta forma los niños también irán aportando ideas sobre lo que necesitan.
  5. Apoyo: Las conversaciones sobre la vuelta al colegio son muy importantes, pues tenemos que aprovecharlas para hablarles de las cosas positivas que implica el nuevo curso, como encontrarse con los compañeros y conocer algunos nuevos, aprender cosas, las excursiones y salidas del centro, las actividades culturales que realizarán, todo lo que van a aprender, etc. Es momento de escucharles y responder sus preguntas y también sus miedos. Tenemos que mostrarles todo nuestro apoyo y confianza.
  6. Nuevos propósitos: Una forma de animarles es pedirles que nos hablen de los propósitos que van a marcar para conseguir durante el año. Les sirve a ellos de motivación para querer empezar cuanto antes. Algunos de estos propósitos puede ser leer más libros, aprender un idioma, practicar un deporte, terminar los deberes a tiempo, etc.
  7. Organización: Para que los niños no se sientan agobiados sería adecuado organizar con ellos un calendario para distribuir el tiempo. Se debe realizar con ellos, para que acepten los tiempos fijados para cada cosa y luego no haya problemas.
  8. Actividades extraescolares: Las actividades extraescolares son necesarias para que los niños desconecten y pasen un rato agradable. No debemos caer en el error de apuntarlos a demasiadas cosas pues al final acaban estresados. La actividad a la que asistan debe ser de su agrado, pues de lo que se trata es de que estén a gusto con lo que hacen.
  9. Espacio de estudio: se debe disponer de un lugar equipado correctamente para que los niños hagan sus tareas. De esta forma ellos sentirán que tienen su espacio y se acostumbrarán a realizarlo ahí, esto incluso puede llegar a aumentar el rendimiento.
  10. Interés: Un aspecto fundamental es interesarnos por su día a día. Es bueno para ellos y para los padres que cuenten que han hecho y cómo se han sentido. De esta forma se mejorará la complicidad y se sentirán más aliviados si se desahogan, ya sea para contar cosas positivas o negativas. Escucharlos es de las cosas más importantes que hay para mantener una relación favorable con nuestros hijos.

¡¡Feliz vuelta al cole!!