Fundación AULA_SMART® | Pequenas grandes personas 1203
Blog
Sin categoría
Educación

Pequeñas grandes personas

Maricielo Valenzuela Lazo.

Coordinadora Aula Smart.

Los docentes tienen en sus manos una gran responsabilidad, educar y enseñar a cada uno de los alumnos y alumnas cómo si fuesen personas úentrada 3 de Julio 1nicas, reconociendo que ellos pueden aportar alguna cosa a la sociedad que nadie más podría hacer.

No somos conscientes de las personas que tenemos delante, esos pequeñines algún día pueden hacer algo importante y valioso, quizás un descubrimiento, escribir un libro, ser un gran pintor, etc. Cuando son pequeños no podemos saber lo que serán capaces de conseguir, pero lo que si queda claro es que merecen tener una educación que los valore y les hagan sentir especial con capacidad para hacer algo importante en la vida.

El papel de los docentes es fundamental, son las personas que, junto con la familia, deben potenciar los puntos fuertes y debilidades de los alumnos, para hacer de eso sus fortalezas. Es necesario que comprendan las matemática, física, que conozcan literatura… pero no podemos olvidar aspectos tan importantes como el desarrollo de su creatividad, las relaciones con los demás, los valores, el control de sus emociones. Estos aspectos son los que hacen verdaderamente importante el aprendizaje de los contenidos, el saber utilizarlo en la vida diaria, que les permita adaptarse a las diferentes situaciones que la vida les proponga, tener espíritu crítico para poder valorar las cosas.

Debemos educar a nuestros alumnos para que SEAN importantes, no para que TENGAN muchos conocimientos. Hay una diferencia abismal entre estos dos verbos. La información la tienen a su alcance, con tan solo un click pueden acceder a ella. Sin embargo, la personalidad es algo que hay que forjarlo desde que son pequeños y los aspectos verdaderamente importantes de la vida contribuyen a que ellos sean de una forma y no de otra, no a que tengan más conocimientos.entrada 3 de Julio 2

La educación cambia, igual que cambia la sociedad, no sabemos cómo será en un futuro. Ni siquiera hoy en día nos ponemos todos de acuerdo para educar en los mismos valores, no hay establecidas unas normas o pautas, cada uno lo hace de la mejor forma que lo considera. Por ello, deberíamos preocuparnos en sentar las bases de la misma, construir unos sólidos cimientos que ayuden a nuestros alumnos a luchar contra viento y marea para que nada en el mundo pueda con ellos. Cada niño es especial, haz que lo sienta.