Fundación AULA_SMART® | Receta educativa 1283
Blog
Educación

Receta educativa

 

De la misma forma que para preparar una tarta usamos una serie de ingredientes debidamente cuidados y conservados, para provocar un aprendizaje significativo debemos emplear otros ingredientes concretos.

Para la base del bizcocho se utilizan ingredientes básicos: huevo, harina, azúcar, leche. Pues para sentar las bases de un aprendizaje se necesita motivación, ilusión y buena dosis de energía.

Poco a poco para que nuestro bizcocho vaya cogiendo forma tenemos que batirlo fuertemente hasta ponerlo a punto de nieve. Con el aprendizaje pasa igual, una vez están sentadas las bases se requieren de una actuación que propicie el movimiento, la interacción entre compañeros, el intercambio de pareceres hasta conseguir esa situación en la que el alumno está “a punto” de interiorizar los aprendizajes.

Después de esto, simplemente hay que meter el bizcocho en el horno y dejarlo que cuaje bien. Asimismo, a los alumnos hay que dejarles un tiempo que procesen esos conocimientos para que se conviertan en significativos y no los puedan olvidar.

El bizcocho ya está listo para degustar, paso a paso hemos conseguido que a partir de algunas materias primas se obtenga un delicioso bizcocho. Nuestros alumnos también estarán ya “en su punto” para disfrutar de esos conocimientos que han adquirido y que al tratarse de aprendizajes significativos podrán aplicar en su día a día.

Ingredientes:

  • Motivación
  • Ilusión
  • Energía
  • Movimiento
  • Interacción
  • Paciencia
  • Cariño
  • Innovación

Maricielo Valenzuela Lazo

Coordinadora de formación