Noticia
24 enero, 2019

La memoria

La decisión del Gobierno vasco de aplazar durante tres meses el proyecto 'Herenegun' es sensata

Ningún país puede permitirse el lujo de perder la memoria como fuente de experiencia. Por eso es muy importante la iniciativa del Gobierno vasco Herenegun (Anteayer) para llevar a las aulas los largos años de plomo de ETA, máxime en un momento en el que el olvido sobrevuela sobre la primera generación que ha vivido en paz. Datos como que el 40% de los jóvenes vascos no saben quién fue Miguel Ángel Blanco, como reveló una encuesta de la Universidad de Deusto, advierten sobre el peligro de que se cree una laguna en la memoria colectiva de la que solo pueden salir favorecidos aquellos que tratan de esconder la dimensión y el alcance de los crímenes de la banda terrorista. Sin embargo, esto no se puede llevar a cabo sin que las víctimas, a través de sus asociaciones, estén de acuerdo con el material que va a llegar a las escuelas.

Un relato veraz (5/11/2018)

Resulta sensata, por tanto, la decisión del Gobierno vasco de aplazar durante tres meses el proyecto Herenegun, dirigido a alumnos de 15 a 18 años a través de vídeos y material didáctico, después del rechazo mostrado por el conjunto de los partidos políticos, salvo el PNV, así como por la mayoría de las asociaciones de víctimas, que le reprochan que no queda lo bastante clara la deslegitimación del terrorismo. Alguna de las alegaciones presentadas, como el hecho de que no haya testimonios de familiares de guardias civiles y policías asesinados, son irrenunciables, como ha reconocido el propio secretario general de Derechos Humanos del Gobierno vasco, Jonan Fernández.

Pero al igual que es indispensable encontrar un relato que suscite el mayor consenso posible y, sobre todo, con el que las víctimas del terrorismo se sientan cómodas, tampoco este proyecto se puede dejar para las calendas griegas. Este retraso impedirá que Herenegun llegue a las aulas al final del actual curso escolar, pero es importante que se cumplan los plazos y que los alumnos vascos tengan una versión justa de su historia reciente, en la que quede totalmente claro que nada puede explicar ni justificar las acciones de ETA.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente: EL PAÍS - EDUCACIÓN