Noticia
22 octubre, 2018

Francia analiza qué falla para que un estudiante amenace con un arma a su profesora y otro lo grabe

El ministro de Educación evalúa extender la prohibición de los móviles a los institutos

Da igual que el arma fuera falsa. O que se tratara, según su autor, de una broma. La imagen de un estudiante de secundaria apuntando con la pistola a la cabeza de su profesora, mientras otro chaval graba la escena, ha provocado una profunda conmoción en Francia. Y tendrá consecuencias. El joven fue imputado el domingo por “violencia agravada”, mientras el presidente, Emmanuel Macron, ha reclamado que se estudien medidas para evitar acciones como esta. No se descarta a priori ninguna solución, aunque el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, ha dicho este lunes que todas serán analizadas con calma. Pero sí hay un paso que se podría dar ya, ha agregado: la posibilidad de que se amplíe a los institutos la prohibición de usar los teléfonos móviles que entró ya en vigor este curso en escuelas primarias e intermedias (hasta los 15 años).

“Recomiendo a los liceos (institutos de secundaria), en función de la situación, en función de los abusos que puedan constatar del uso de teléfonos móviles, regular fuertemente su uso”, declaró Blanquer en una entrevista en la emisora France Info. Según explicó, los móviles son a menudo el “origen del ciberacoso, del acoso contra los alumnos, incluso a un profesor, para poder filmarlos y después jactarse de ello en las redes sociales”.

Prof braquée à Créteil : le lycéen mis en examen risque jusqu’à 40 mois de prison https://t.co/tH1KWl2uD4 #Rediff

Los hechos se produjeron el pasado jueves en un instituto de Créteil, en las afueras de París. En el vídeo, que comenzó a ser distribuido en las redes sociales un día más tarde, hecho que llevó a la profesora a presentar una denuncia, se ve cómo un joven, de pie, apunta con una pistola a la cabeza de la docente, que está sentada en un pupitre. El chaval le reclama que le escriba en la lista como “presente” en la clase, en vez de ausente por haber llegado tarde, como al parecer era la intención de la maestra. En la grabación ella se muestra calmada y el ambiente de la clase no parece tenso; y se ve a otro alumno, cuya identidad está siendo aún investigada, levantándose para posar detrás de la profesora haciendo “la peineta” mientras el agresor continúa apuntándola con la pistola.

Menacer un professeur est inacceptable. J’ai demandé au ministre de l’Éducation nationale et au ministre de l’Intérieur de prendre toutes les mesures pour que ces faits soient punis et définitivement proscrits de nos écoles.

No está claro si la maestra es consciente de que el arma es falsa o no, extremo que según el ministro Blanquer no resta en cualquier caso gravedad a los hechos. Y no es el único. “Amenazar a un profesor es inaceptable”, sostuvo el presidente Macron este fin de semana. El mandatario, casado con una maestra retirada, instó a Blanquer y al ministro del Interior, Christophe Castaner, a “tomar todas las medidas para que estos hechos sean castigados y definitivamente proscritos de nuestras escuelas”.

En un comunicado conjunto, ambos ministros condenaron las “amenazas y vejaciones” sufridas por la profesora, así como la difusión del vídeo. “La escuela es la cuna de la república y vamos a reconquistar cada metro cuadrado de la república”, sostuvo Castaner.

Por su parte, Blanquer rechazó este lunes las acusaciones de “laxismo” del Gobierno lanzadas por la líder ultraderechista Marine Le Pen. “Debemos reaccionar con firmeza cada vez que sucede una cosa así. Es lo que ha sucedido. No hay ningún laxismo en lo que ha pasado desde el viernes, todo lo contrario”, sostuvo. Sin embargo, numerosos profesores acudieron este lunes a las redes sociales para, bajo la etiqueta #Pasdevague [en castellano "sin líos, sin desorden"], denunciar lo que consideran la falta de apoyo de sus superiores cuando denuncian abusos de los estudiantes.

El agresor, que cumplirá 16 años el próximo mes, fue acusado formalmente el domingo de “violencias agravadas”, un cargo que conlleva hasta 40 meses de cárcel, según la Agencia France Presse. Aunque permanecerá en libertad hasta que tenga que comparecer ante un tribunal de menores, se le han impuesto varias medidas restrictivas, como la prohibición de contactar a la víctima y de portar un arma, así como la obligación de continuar escolarizado, para lo cual será inscrito en un nuevo instituto. De acuerdo con Le Parisien, el joven dijo que actuó “en tono de broma sin querer intimidar a la profesora” y aseguró que no sabía que la escena había sido grabada.

Esta semana debe celebrarse un “comité estratégico” para elaborar un “plan de acción ambicioso” contra la violencia contra el profesorado, según Interior y Educación. Blanquer aseguró que no se descartará ninguna medida, pero señaló que algunas propuestas, como la instalación de detectores en la entrada de los institutos, podrían crear otros problemas. “No estoy seguro de que sea una buena solución. Se crea una atmósfera y una congestión a la entrada que provoca otros problemas de seguridad”, advirtió.

Fuente: EL PAÍS - EDUCACIÓN