Noticia
23 octubre, 2018

En ajedrez pedagógico sí hay consenso

Baleares se convierte en la octava comunidad autónoma que introduce el juego-ciencia en horario lectivo

El ajedrez educativo es uno de los pocos temas que generan unanimidad en los partidos políticos españoles. La hubo este martes en el Parlamento balear, al decidir su introducción en horario lectivo como herramienta pedagógica, siguiendo la recomendación del Congreso de los Diputados en 2015, también unánime, y la del Parlamento Europeo, en 2012.

Una semana después de que el Congreso aprobase la asignatura de Filosofía como obligatoria en el bachillerato, España se reafirma en la vanguardia mundial de las aplicaciones educativas, sociales y terapéuticas del ajedrez. Cataluña, Galicia, Cantabria, Canarias, Andalucía, Aragón y Navarra ya habían tomado decisiones similares a las del Parlamento balear, con el matiz de que en Cantabria el proyecto se suspendió hace dos años por razones no explicadas, a pesar de claros indicios de que funcionaba muy bien. La Generalitat de Cataluña lo mantiene por séptimo curso consecutivo, con dos estudios científicos paralelos, diseñados por la Universidad de Girona, cuyas conclusiones son muy positivas: los alumnos con quienes se emplea el ajedrez educativo (en unos 500 colegios actualmente) mejoran su inteligencia en diversos parámetros (incluida la emocional) y también su rendimiento, sobre todo en matemáticas y comprensión lectora. En Navarra y Galicia, el ajedrez se ha introducido en secundaria; en las demás comunidades autónomas, en infantil y primaria.

La resolución aprobada por un procedimiento de urgencia por el Parlamento balear fue propuesta por PSOE, Podemos y Mes per Mallorca, e impulsada personalmente desde el pasado noviembre por el consejero de Educación, Martí Marc. A juzgar por los discursos de los ponentes durante la sesión de este martes, la idea de fondo es clara: no se trata de que los alumnos jueguen al ajedrez en clase con fines deportivo-educativos (para eso están las actividades extraescolares, impartidas por monitores), sino de que los maestros de escuela lo utilicen como herramienta pedagógica transversal (por ejemplo, en inteligencia emocional) e interdisciplinar (en clase de Matemáticas, Lengua, Historia, idioma extranjero, etc.). De ese modo no es necesario eliminar una hora lectiva de otra materia para impartir el ajedrez, al menos en una primera fase.

El texto de la propuesta menciona estudios científicos y experiencias internacionales para afirmar que el ajedrez “mejora la capacidad de concentración de los menores, desarrolla su creatividad, paciencia, persistencia e incluso la toma de decisiones, y ha ayudado a muchos niños y adolescentes que sufren déficit de atención e hiperactividad (TDAH)”.

Aparte de la aplicación educativa del ajedrez en las ocho comunidades autónomas mencionadas, Extremadura es, desde hace diez años, la vanguardia mundial en los usos sociales y terapéuticos: cárceles y centros de inserción de menores, rehabilitación de drogadictos, retraso del envejecimiento cerebral y Alzheimer, autismo, síndrome de Asperger, TDAH, etc.

El congreso (trienal) más importante del mundo en educación innovadora, ICOT, impulsado por la Universidad de Harvard, introdujo varias ponencias y talleres de ajedrez pedagógico en sus dos últimas ediciones, Bilbao 2015 y Miami 2018.

Fuente: EL PAÍS - EDUCACIÓN