Noticia
27 octubre, 2018

El árabe aterriza como optativa en el instituto

Unos 50 alumnos de cuatro centros públicos estudian la asignatura con profesores acreditados por Marruecos

En la clase de árabe del instituto Pompeu Fabra de Martorell todavía se escuchan exclamaciones de sorpresa con alguno de los ondulados signos que el profesor dibuja en la pizarra: “¿Eso es una letra o es un pez?”, bromea uno de los alumnos de 3º de ESO. Por primera vez, cerca de 50 estudiantes de secundaria de cuatro centros públicos catalanes han podido escoger la asignatura de lengua árabe como optativa.

Los otros tres institutos adscritos —el MontPerdut de Terrassa, el Baetulo de Badalona y el Martí Dot de Sant Feliu de Llobregat— comparten con el de Martorell el numeroso alumnado marroquí y su experiencia en la enseñanza de esta lengua en la modalidad extraescolar. Esta nueva oferta es una prueba piloto desarrollada por la Generalitat dentro del programa de Lengua Árabe y Cultura Marroquí (LACM), fruto del Convenio de Cooperación Cultural firmado entre los gobiernos español y marroquí en 1980.

Abderrhamane Moujane, de 30 años, ha entregado fotocopias de pasaportes en blanco a sus diez alumnos de 3º de ESO de Martorell. Estos deben escribir y decir en árabe su nombre, ciudad y fecha de nacimiento. Durante dos horas a la semana, Moujane, funcionario del reino marroquí, imparte la nueva asignatura optativa que corresponde con un nivel A1 dentro del marco europeo. “Lo más difícil es gestionar los distintos ritmos de aprendizaje”, menciona Moujane, sobre los niveles de la clase, en la que la mitad de los alumnos son de origen marroquí.

Wissal es una de las estudiantes que puede hablar árabe con su familia, y decidió matricularse en la asignatura para perfeccionar su nivel. “El instituto hace bien ofertándola porque es un idioma que nos puede abrir muchas puertas”, opina Wissal. Mientras, Pol vio esta asignatura como un reto. “Me apunté porque es una lengua muy diferente. Con otras puedes llegar a imaginar la pronunciación, pero con el alfabeto árabe es imposible”, señala.

El instituto Pompeu Fabra ofreció esta asignatura a los 132 alumnos de 3º de ESO como asignatura optativa dentro del currículum escolar, entre otras como francés o refuerzo de matemáticas. En el centro hay un 7,3% de población extranjera, la mayoría marroquí, pero el director Xavier Joseph señala que la cifra ascendería a alrededor de un 12% contando a los alumnos nacidos en España de padres marroquíes. “La asignatura es una muy opción para asegurar que aprendan árabe con un profesor de perfil académico. Esperamos tener una demanda superior para el próximo año”, afirma Joseph.

El Pompeu Fabra ha sido uno de los participantes de la jornada Identidades, cultura y educación, celebrada este sábado en Cornellá de Llobregat. En ella también han intervenido otros centros que, a través de proyectos educativos, buscan la integración y la cohesión social de un alumnado muy diverso.

Durante este curso, cerca de 3.900 alumnos catalanes participarán en actividades extraescolares de lengua árabe y cultura marroquí, repartidos en los 177 centros educativos que participan en el programa LACM, con 32 profesores acreditados por Marruecos.

Fuente: EL PAÍS - EDUCACIÓN