Noticia
02 noviembre, 2018

Grupos de padres unidos para combatir el acoso escolar a sus hijos

A la Asociación Madrileña contra el Acoso Escolar llegan cada día padres preguntando cómo ayudar a sus hijos

Cada caso de acoso escolar es diferente, pero es fundamental escuchar sin prejuicios a quien lo sufre. Es una de las bases sobre las que trabaja la Asociación Madrileña contra el Acoso Escolar (Amacae) -compuesta por padres y madres de alumnos y representantes de la comunidad educativa- y a la que, explican, todos los días llegan progenitores preocupados por sus hijos.

Consejos cómo “hazte amigo de los acosadores” o “trata de integrarte” no ayuda a que el problema desaparezca. “Muchas veces los padres creen que llevando a su hijo a actividades extraescolares como cumpleaños o excursiones van a lograr que su hijo se integre”, dicen desde Amacae. Sin embargo, esto puede ser contraproducente. Mar, madre de una adolescente de 15 años, cuenta que a su hija la invitaron a un cumpleaños y todos en la fiesta la rechazaron. Tenían, dice, un plan para acosarla. "Guarra, sucia, si le dices a tus padres lo que te hicimos, te va a pasar algo", se oye en un audio de WhatsApp grabado en la fiesta.

En el marco de sus tareas de formación, miembros de la asociación participan en jornadas como la realizada -en colaboración con la Junta Municipal de Vicálvaro- sobre Acoso Escolar y Ciberacoso la semana pasada en el Centro Cultural Valdevernardo. Amacae atendió 700 consultas y casos -entre los presenciales y las llamadas y emails- el pasado curso, un 40% más de los que recibió el año anterior.

Cuando un niño es acosado los primeros síntomas se dejan notar en casa. "Un caso de acoso entra a casa como un tsunami", dice Raquel, que, al igual que el resto de testimonios, prefiere no dar su apellido por proteger la identidad de su hija, de 17 años.  En su caso, empezó con "falta de apetito, tristeza y pérdida de peso, al tiempo que empezó a orinarse en la cama orinaba en la cama”. Así notaron que algo le pasaba en el colegio: lleva tres cursos preguntándose por qué es insultada, golpeada y amenazada por una antigua compañera de instituto jaleada por otras chicas.

"La asociación quiere ser un espacio de encuentro entre familias, donde compartir conocimiento y consecuencias del acoso escolar y el ciberacoso" dice la presidenta Amacae, María José Fernández. "Muchas veces las familias que sufren acoso escolar tienen mucha información, pero no les dan ninguna solución".

“Los profesores muchas veces llaman a la asociación para saber qué hacer en caso de acoso”, dice Fernández, que comenta que la falta de preparación de los docentes hace que los casos empeoren. Difiere de esta opinión un profesor con más de 30 años docencia que, debido a lo delicado de la cuestión, prefiere omitir su nombre y su centro. “Nosotros sí sabemos aplicar los protocolos. En los casos que he tenido que lidiar, tratamos de hablar con todas las partes y los testigos. Y si no lo podemos solucionar ya lo llevamos a dirección”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Fuente: EL PAÍS - EDUCACIÓN