Noticia
02 noviembre, 2018

Detenido un profesor de educación especial en Alicante por difundir pornografía infantil

El acusado queda en libertad con cargos, pero el juez le prohíbe acercarse al colegio público en el que trabaja

La policía ha detenido en Alicante a un profesor de educación especial por poseer y compartir pornografía infantil a través de la red social Twitter. El docente ha quedado en libertad privisional con cargos tras comparecer ante el juez de guardia de la ciudad, pero no podrá seguir dando clases. El magistrado ha aceptado la medida cautelar solicitada por la Fiscalía y le ha prohibido acercarse al colegio público de Elda donde estaba destinado, según han confirmado a EL PAÍS fuentes de la acusación pública.

El docente, natural de Albacete y de unos 36 años de edad, fue arrestado el pasado miércoles en el barrio alicantino de Carolinas, donde tiene su domicilio, en el marco de una operación más amplia de la unidad central especializada en ciberdelincuencia del Cuerpo Nacional de Policía. Su detenciónse precipitó después de que los investigadores descubrieran que tenía contacto directo con menores de edad.

Los agentes registraron su casa y se incautaron de numerosos archivos pornográficos con imágenes de sexo explícito protagonizadas por niños que el profesor almacenaba en discos duros, teléfonos móviles y memorias USB. Las pesquisas apuntan a que habría compartido esos vídeos y fotografías en Internet con otros pedófilos también desde su cuenta de Twitter.

La investigación comenzó en julio pasado y ha sido "laboriosa" porque los pedófilos suelen cambiar de identidad con frecuencia en estos foros digitales, según fuentes policiales. Dada su proximidad a los niños y el riesgo que entrañaba para ellos, la policía decidió solicitar una orden judicial para registrar su casa y proceder a su arresto.

El docente fue puesto ayer a disposición del Juzgado de Instrucción 6 de Alicante, que se encontraba en funciones de guardia. La fiscal no solicitó su ingreso en prisión preventiva al entender que no existía riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas. Pero sí propuso como medida cautelar que se le prohibiera acercarse al centro docente donde trabaja y el juez lo acordó, según las fuentes consultadas.

Aunque al sospechoso se le atribuyen por el momento únicamente delitos de corrupción de menores y de posesión y distribución de material pedófilo, la policía deberá ahora entrevistarse con los menores a los que daba clase y con los padres de éstos para descartar que hayan sufrido abusos sexuales.

Fuente: EL PAÍS - EDUCACIÓN