Noticia
06 noviembre, 2018

Jóvenes valencianos crean una máquina que puede imprimir en el ADN de una bacteria

La UPV presenta en el concurso de biología sintética iGEM de Boston una herramienta que podría revolucionar la edición genética y permitir a los usuarios generar insulina en casa

Diez jóvenes vestidos con sudaderas amarillas conversan alrededor de una máquina del tamaño similar al de un microondas. Con apenas un metro de ancho, este aparato ha cambiado la vida de todos ellos, y podría cambiar la de muchas personas del planeta. Se trata de Printeria, la máquina capaz de imprimir en el ADN de una bacteria y que ha llevado al equipo multidisciplinar de la Universidad Politécnica de Valencia a arrasar en el concurso de biología sintética iGEM. El equipo valenciano se alzó con cinco premios tras demostrar en Boston frente a 343 equipos de las universidades más prestigiosas del mundo que su invento podría revolucionar la edición genética e incluso permitir a los usuarios imprimir insulina en casa.

"Buscamos la idea de democratizar la biología sintética y que todo el mundo pueda tener acceso a ella en sus casas", explica Roger Monfort, líder del iGEM UPV. Monfort lleva cinco meses dedicando la mayor parte de su tiempo a la mejora de Printeria, la herramienta que ha llevado a su equipo a alcanzar la gloria en el iGEM. "Nuestro invento puede tener un fin educativo, artístico o científico", explica Monfort. Printeria es un pequeño laboratorio al alcance de todos que podría servir tanto para la docencia práctica o para automatizar procesos de modificación genética complejos. "Liberamos al científico de las prácticas más mecanizadas y garantizamos la calidad del resultado puesto que secuencia operaciones que ahora se hacen prácticamente a mano", declara Monfort.

Con 21 años, este joven se ha convertido en una fuente de inspiración para muchos estudiantes de su universidad y un ejemplo de que algo pequeño puede cambiar el curso de la historia. "Nuestra máquina es intuitiva, es simple, es doméstica y puede cambiar el mundo. Podría incluso imprimir insulina en casa ya que esta no deja de ser ADN en el genoma humano", explica. Otro aspecto en el que el equipo valenciano se ha propuesto innovar es en el bioarte. Printeria permite al bioartista producir sus propias materias primas a partir de organismos vivos. "En el bioarte se utilizan bacterias, tejidos, cultivos, etcétera como expresión de multitud de posibilidades creativas. Printeria facilita y democratiza este tipo de arte experimental, puesto que pone al alcance de cualquiera materiales vivos y únicos", concluye el líder de iGEM UPV.

Harvard, Yale, Oxford, Cambridge, Imperial College o Stanford: son algunas de las universidades que se han visto sobrepasadas por el equipo iGEM UPV.  Además del primer premio, el equipo de la UPV ha recibido cinco galardones especiales; Mejor Proyecto con Nueva Aplicación; Mejor Software; Mejor Hardware; Mejor Wiki y Mejor Modelado. "Dicen que las salas de exposición se llenaban según el impacto del proyecto. La nuestra estaba llena y no entendíamos nada, pero cuando nos giramos vimos que teníamos a un equipo chino detrás", comenta Carlos Andreu entre risas. Uno de los puntos fuertes del equipo valenciano ha sido la capacidad de sintetizar el conocimiento científico de su proyecto mediante el diseño y el arte. "Nuestra web era muy sencilla, con esquemas y colores, fáciles de ganarse al jurado en los 15 minutos que teníamos", explica Joan Casado, responsable del diseño de Printeria. "Nuestro lema era que hasta que no pudiéramos explicárselo bien a nuestra madre con nuestros esquemas no íbamos a parar", comenta Casado. 

Alejandro Vignoni, uno de los instructores del proyecto, destaca la diferencia de apoyos que había entre los equipos participantes. "Universidades como Harvard u Oxford llevaban un slider en el que aparecían decenas de sponsors al principio de sus exposiciones, los nuestros se podían contar con los dedos de las manos", afirma. "Íbamos con expectativas, conscientes de que nuestro producto era potente, pero no esperábamos tantos premios. Hemos demostrado que sin sponsors y trabajando se pueden lograr grandes cosas", ha destacado.

Francisco Mora, rector de la Universidad Politécnica de Valencia, ha recibido al equipo del iGEM para felicitarles por su victoria en un acto celebrado en el rectorado de la universidad. "Podemos ser un país en la vanguardia de la ciencia y de la tecnología, pero se debe apoyar a los jóvenes", ha declarado Mora, refiriéndose a que el tejido productivo no está absorbiendo todo el talento que surge de las universidades. El rector ha homenajeado al equipo de estudiantes y ha agradecido su esfuerzo. "Es como si el Levante ganara la Champions League: hemos demostrado que podemos conseguir cosas grandes con menos medios", ha concluido Mora.

Fuente: EL PAÍS - EDUCACIÓN