Noticia
28 noviembre, 2018

La juez archiva la causa por el máster de Montón

La exministra de Sanidad dimitió por las irregularidades de su posgrado

El final de la causa penal abierta por el máster de Carmen Montón, exministra de Sanidad, está más cerca. La juez Carmen Rodríguez-Medel ha decidido este miércoles archivar la investigación abierta por las irregularidades detectadas en el título de Estudios Interdisciplinares de Género que obtuvo la socialista en el Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), epicentro del caso máster. Aunque todavía cabe recurso, tanto la Fiscalía como la universidad, únicas partes personadas, ya habían pedido que se tomara esta decisión, según consta en un auto firmado por la magistrada, que abrió la causa tras recibir una denuncia anónima por presuntos delitos de cohecho impropio y prevaricación.

Rodríguez-Medel, titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, afirma en su escrito que sobresee las actuaciones "al no quedar debidamente acreditada la perpetración de infracción penal alguna". En esa línea ya se pronunció el ministerio público a principios de este mes. "No hay indicio alguno de inexistencia de actividad académica", apuntó la fiscalía en un documento donde incidía también en que no existían indicios de un concierto previo entre la dirigente socialista y Laura Nuño, directora del curso e implicada en el caso máster.

El ministerio público consideraba innecesario llamar a la política a declarar como imputada. "Se preocupó por conocer cuál era el contenido de las distintas asignaturas cursadas" y mostró un "interés por superar" las materias, apostillaba el escrito de la fiscalía.

La exministra presentó su dimisión a principios del pasado septiembre, después de que eldiario.es desvelase la existencia de irregularidades en su título y La Sexta revelase que plagió una buena parte de su Trabajo Fin de Máster (TFM). Entonces, Carmen Rodríguez-Medel, la juez que había iniciado la investigación contra Cristina Cifuentes y Pablo Casado, recibió una denuncia anónima contra la socialista. Sobre el plagio, la Fiscalía dijo que carecía de "relevancia penal" y como delito contra la propiedad intelectual "estaría también prescrito".

Fuente: EL PAÍS - EDUCACIÓN