Noticia
28 noviembre, 2018

Cifuentes mantiene su versión: “No se presionó a nadie”

La expresidente madrileña asegura que no participó en la falsificación del acta del trabajo fin de máster

Tras el auto de procesamiento de la juez del caso máster, Cristina Cifuentes mantiene su versión, según fuentes cercanas a la expresidenta. "Ni ordenó a nadie la confección de ninguna falsedad, ni presionó para que se faltase a la verdad en un expediente académico", subraya su abogada en un escrito presentado el pasado 15 de noviembre, al que ha tenido acceso EL PAÍS y que, según fuentes de la defensa, la juez todavía no ha resuelto.

La magistrada Carmen Rodríguez-Medel recalca que, tras saltar el escándalo, la exdirigente popular dio instrucciones a una de sus asesoras para que instase al cerebro de la trama, Enrique Álvarez Conde, a "crear" el acta del trabajo fin de máster (TFM) que la exlíder del PP de Madrid cursó en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Pese a ello, Cifuentes asegura que "no existe ningún elemento objetivo y cierto que abone la desenfocada tesis de la participación en una falsedad documental".

"Esta representación desconoce si el acta [del TFM] existió y, después de perdida, se reconstruyó en forma fiel a aquella que se dice que existió", continúa la letrada de la expresidenta, que argumenta que la profesora Cecilia Rosado, que falsificó el acta, "desvincula por completo" a la exjefa del Ejecutivo autonómico de "la realización y elaboración del documento": "El día 21 de marzo de 2018, [cuando estalla el escándalo], Rosado no habló con Cristina Cifuentes". 

Una versión que contrasta con las conclusiones de Rodríguez-Medel, titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid: "El único motivo por el que Teresa Feito, asesora de la expresidenta, se encontraba en la URJC el 21 de marzo, en plena vorágine de la crisis por la publicación de la noticia, era porque seguía instrucciones de Cifuentes para realizar los actos que fueran necesarios para facilitar una solución que no perjudicara a sus intereses".

La defensa de Cifuentes pidió a la juez en su escrito del 15 de noviembre que archivase la causa abierta contra ella por falsificación, al igual que hizo con la principal línea de investigación tras el dictamen del Tribunal Supremo que rechazaba imputar a Pablo Casado, líder del PP.

Fuente: EL PAÍS - EDUCACIÓN