Noticia
04 diciembre, 2018

La maestra que no quiere regalos de sus alumnos esta Navidad: “Son cosa del pasado”

La carta de una profesora escocesa de Primaria a los padres de sus pupilos da una lección de solidaridad: “La verdadera Navidad es en la que se ayuda"

Queda poco para la Navidad y hay quien vive con mucho estrés el hecho de hacer regalos. Incluso, algunos los ven innecesarios. Es una época en la que no solo nos tenemos que preocupar de obsequiar a familiares y amigos, sino que además muchos padres y alumnos también tienen o regalan a sus profesores e, incluso, a sus compañeros de aula. Algo que implica también que las familias desembolsen un gasto extra. ¿Es necesario? Para una profesora escocesa no.

Con el fin de terminar con esta última responsabilidad de sus pequeños alumnos, la profesora Kate McLaughlan, del colegio de Primaria Newark, en Glasgow, ha decidido mandar una carta a los padres de sus pupilos en la que explica el verdadero significado de la Navidad para ella, una época en la que es importante la solidaridad, el trabajo en equipo y la responsabilidad social.

En la nota, la maestra pide a los progenitores que participen y hagan una donación al banco de alimentos local, “con el objetivo de que los niños aprendan la bondad y la satisfacción de dar. Se trata de cooperar, no se trata de batir un récord de recaudación (...) si, aun así, sus hijos siguen queriendo regalarme algo que me hagan una postal navideña a mano. Sería perfecto. Gracias por su colaboración”. La profesora ha tomado esta decisión después de que el año pasado los niños la obsequiaran con demasiados regalos como bombones, joyas o productos de belleza.

“La escuela de Primaria de Newark siempre ha ayudado mucho a la comunidad. Este año no intercambiaremos regalos ni cartas de Santa Claus. Lo que haremos es compartir con tres organizaciones caritativas el dinero recaudado y llevaremos comida al banco de alimentos local”, prosigue la maestra en su nota (...) “la verdadera Navidad es en la que se comparte, se ayuda, los regalos a los maestros son cosa del pasado. Trabajo cada día con personas que son voluntarios o cooperan con distintas organizaciones benéficas, ellos son los que se merecen el reconocimiento”.

“Estamos yendo demasiado lejos con los regalos a los profesores, muchos son inapropiados e incluso pueden hacer que otros niños se sientan mal. Si se donan dos libras en un sobre de forma anónima nadie es juzgado”, explica. “Por favor, no sientan que les estoy obligando a donar, con una libra es suficiente”, concluye McLaughlan en su carta que se ha hecho viral en pocas horas, después de que una madre de sus alumnos, Lindsay Milloy, la colgara en Facebook. El mensaje de Milloy es claro: ¡Qué manera más bonita y buena… de hacer las cosas bien señorita McLaughlan! No solo es algo muy generoso, sino un gran ejemplo para nuestros hijos también ¡Lean y compartan! Y así ha sido, el post se ha compartido más de 8.000 veces. "Estoy tremendamente impresionado con la generosidad de la señorita McLaughlan. Creo que este simple gesto muestra el espíritu real de la Navidad y estoy orgulloso de que mi hija sea partícipe de ello”, ha explicado otro padre a AP.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente: EL PAÍS - EDUCACIÓN