Noticia
07 enero, 2019

Nueve libros sobre emociones y sentimientos para niños

Tras las vacaciones, volver a la rutina y descubrir nuevos retos es bueno. Los cuentos nos ayudan a descubrir el mundo a partir de historias comunes

Tras las vacaciones, volver a la rutina y descubrir nuevos retos es bueno. Los cuentos nos ayudan a descubrir el mundo a partir de historias comunes que todos conocemos. Historias con personajes que son como nosotros, como nuestros hijos, que se enfrentan a situaciones desafiantes y con las que nos sentimos identificados. Aprender nuevos mundos, nuevas palabras...

Una niña pasa un día reflexionando sobre la enorme nada, que se esconde, que se halla en todas partes en donde ella está, que la acompaña y a la que no sabe ponerle palabras. Pero una vez que consigue expresar lo que siente la enorme nada se va volando. “La enorme nada” de María Baranda es la historia de los niños pequeños que sufren angustia y no saben expresarlo con palabras pero que una vez que lo hacen se sienten aliviados. Porque la infancia es bonita pero también hay que tener en cuenta que los pequeños tienen que aprender palabras y cuanto mayores sean su vocabulario y su capacidad lingüística mejor podrán vivir porque podrán contarnos aquello que les sucede ya sea la alegría, ilusión, esperanza así como la tristeza y la angustia. En esta obra las ilustraciones son elegantes con colores cálidos y a la vez oscuros. El ritmo de la historia es tranquilo y apacible y también hace que lector se identifique con la protagonista. El final es esperanzador.

Como todos los días, después del colegio, Gala pasea a Patitas, su perro. Patitas está olfateando el suelo y, de repente, sale corriendo muy deprisa. Patitas llega hasta la puerta del parque atracciones y se para en seco. Asoma su cabeza y continúa olfateando mientras se va detrás del tiovivo. Gala va detrás de él, de atracción en atracción, pidiéndole que se detenga, que vuelva a ella pero Patitas tiene que llegar hasta el lugar de donde proviene ese olor. "Gala y Patitas en el parque atracciones" de Mark Clemmens y Laurence Jammes es un libro pop up que muestra un parque de atracciones por dentro. De esta forma, los niños pueden hacerse una idea de lo que se encontrarán en su primera visita o recordar momentos llenos de diversión, risas y adrenalina.

¿Sabes cuál es tu mano izquierda y cuál es tu mano derecha? Los zurdos hacen las cosas con la mano izquierda mientras que los diestros hacen las cosas con la mano derecha. No importa qué mano utilices pero si vas de excursión y te pierdes siempre puedes preguntar un oso dónde están tus amigos. ¿Y qué pasa si no sabes cuál es la izquierda y cuál es la derecha? A menos que lleves contigo el libro “Izquierda derecha” de Siirsel Tas contigo lo tendrás difícil. Por eso es importante diferenciar ambas manos y con este libro lo conseguirás ya que es muy fácil de entender, divertido y con las pulseras que recortarás no se te olvidará.

Jimmy tiene siete años y lleva varios días que casi no duerme por la noche desde que se mudaron a casa de su difunta abuela. Esta noche trata de contar ovejitas para relajarse pero le sale mal. Decide ir a la habitación de sus padres pero el trayecto es largo y peligroso a causa de su gran imaginación. "Jimmy Escalofríos" de Altagracia Bescansa se pone en la piel de un niño pequeño y su miedo irracional a la oscuridad. Es un relato que sorprende por la decisión que toma el protagonista y es un foco de luz que da esperanza a los niños y a los padres porque esa etapa de miedo se puede superar. ¡Ánimo!

Se suele decir que la frustración es buena para los niños y que la envidia es muy mala pero, ¿qué pasa con el orgullo? Y, sobre todo, ¿cómo saber lo que se siente para poder vivir mejor? Amor, odio, ira, vergüenza, culpa, alegría, alivio, miedo, tristeza, asco,... son algunos de los sentimientos que se describen en el poemario "Mira lo que siento" de Cristina Molinero Pérez. Es un lenguaje sencillo y fácil de entender que describe cada sentimiento con ejemplos y de una forma directa. Por ejemplo, 'sorpresa' comienza así: "Veo algo fascinante / algo inesperado / algo desconcertante / que ocurre a mi lado". Es cierto que algunas palabras pueden resultar un poco difíciles para los niños según su edad pero con la ayuda de un adulto la lectura se vuelve amena y da lugar a una charla inspiradora que fortalecerá el vínculo afectivo.

El amigo de Nicolasa está en camino de visitarla pero no se acuerda de la dirección. ¿Qué puede hacer? Decide llamar a todas las puertas y preguntar si es su casa: "Sale buscando el camino, llamando de casa en casa. ¡No sabe la dirección de su amiga Nicolasa!" ¿Dónde estará la casa de su amiga? Puede que tras una piedra pequeña... No. Detrás de una rama de un árbol... Tampoco. En una cueva grande... Eso lo sabrás cuando leas esta historia. ¿Encontrará a su amiga? "Nicolasa, ¿y tu casa?" de Mar Benegas moderniza un poco el juego del cucú-tras y además las rimas son divertidas. ¿Sabes qué animal puede ser Nicolasa? ¿Un piojo? ¿Una ardilla? ¿Una vaca? Llama a la puerta antes de entrar y descúbrelo.

“Tres montañas a la derecha, cinco ríos a la izquierda y justo entre un mar azul y otro verde existe un lugar muy especial, que todos conocen como el país de los trenes”. En este país vivía Frank el tren al que apodaban como rey de los trenes porque siempre era puntual. Era grande y le gustaba mucho ayudar a sus pasajeros. Era rápido pero los había más veloces. Todo el mundo le apreciaba por ser tan bueno y tan puntual. Todos los días saludaba a sus viajeros con cariño. Un día el tren no pudo salir de la estación porque se había salido de la vía así que llamó al equipo de emergencias para que le ayudara. Ese día iba a llegar tarde. Iba a ser la primera vez que llegaría tarde. ¿Qué pensarían de él? “El rey de los trenes” de José Manuel Paredes es un cuento que el autor escribió para sus hijos inspirado en un caso muy parecido. El final de la historia termina en una agradable sorpresa que resalta el respeto, admiración y agradecimiento hacia esas personas u objetos que nos hacen la vida más fácil. Ser bueno con los demás tiene su recompensa.

Un punto. ¿Qué puede ser? ¿Un gusano? ¿Una semilla? Dos puntos. ¿Qué pueden ser? ¿Unos ojos? ¿Una letra? Tres puntos. ¿Qué pueden ser? ¿Un triángulo? ¿Unas pelotas? ¿Un perro? "Todo a punto" de Xavier Deneux es un libro que enseña a contar e invita a jugar a las adivinanzas, a imaginarse mundos. A priori parece una obra sencilla y sin embargo engancha a pequeños y a mayores. Cada página cuenta con un troquel en el que muestra un número ascendente de puntos y hay que adivinar qué esconden. No es fácil dar con la solución correcta pero sí es muy divertido.

La señora Murciélago entendía todo al revés o eso es lo que pensaban los pequeños animales de la selva. Búho Sabio quiso hacerle un regalo de bienvenida y los jóvenes animales le preguntaron qué le gustaría recibir. Ella respondió que quería una sombrilla para que sus pies estuvieran siempre secos. Esta respuesta era algo extraña porque todo el mundo sabe que la sombrilla sirve para mantener la cabeza seca. No obstante, doña Murciélago quedó contenta porque según ella "abajo en el cielo" había un enorme nubarrón. Los pequeños animales de la selva no entendían nada. Afortunadamente Búho Sabio, a través de varias preguntas, les ayudó a resolver tal misterio simplemente viendo el mundo desde otra perspectiva. "¡Ves al revés!" de Jeanne Willis es una historia que ayuda a empatizar, a ponerse en el lugar del otro para de esta manera poder cambiar de opinión pues todo depende del punto de vista de cada uno.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente: EL PAÍS - EDUCACIÓN